Ojo de Tormenta

WP_20151103_012 (2)

Pensamos ésta colección de poesía como un gran mural confeccionado a partir de distintas voces puestas en diálogo: autores, prologuistas, editores, diseñadores, lectores; un dibujo mayor que trasciende la producción individual, integrándose en una movida colectiva.

Una forma de editar comprometida y amorosa; que busca abrir y mantener los canales de comunicación entre todos los que integran el suceso literario. Ojo de Tormenta trabaja con conceptos como igualdad, diversidad, trabajo conjunto, intercambio, participación, respeto por el otro y su diferencia.

TíTULOS

El poema no es el tema

Alejandro Rubio

17354772_10212271250237811_1748212298_n

 

 

Los poemas de Rubio no son una decoración escandida más o menos humanista del mundo; tampoco son una postal armónica de costumbre bucolurbana; ni una traducción en verso de algún problema metafísico: la carnicería puede también estar dentro tuyo o muy cerquita quizá en ese aparato único –dicen algunos– que tenemos para entender el mundo además del cuerpo.   (Gabriel Cortiñas)

 

 

 

****

Donde caucho se quema

Mauro Lo Coco

17361059_10212271253157884_1888081538_n

 

 

Los poemas que siguen no constituyen una cartografía para atravesar indemnes el desastre, ni proporcionan una dirección en la cual huir en caso de vernos superados por el número, ni cómo conseguir comida o agua limpia, pero dan pistas importantes; en cada texto Lo Coco bordó una sílaba que, insertada en la máquina, abre el código y empieza sola a descifrar todos los cosos que se le ponen por delante. (Sebastián Bianchi)

 

 

****

Piezas del tonto

Reynaldo Jimenez

jimenez-tapa.jpg

 

 

Hay un acontecimiento que siempre sucede y sorprende en la poesía de Reynaldo Jiménez, y esa es su capacidad de poner el sonido, el ruido de la lengua, en favor de una lírica que bien pudiera ser oral. Cuando se lee un libro de Reynaldo se lo escucha, después se lo cubre con los ojos. Ya vendrán los tiempos en los que exista un dispositivo en el cual mientras leemos un libro, iremos oyendo la voz del poeta. Bien, en “Piezas del tonto” eso ya es un hecho sin echar mano a la tecnología. Mario Arteca

 

****

Paseante y huesped

Liliana Ponce

ponce-jimenez

 

Materia y poesía. Liliana Ponce articula un fraseo que reconoce los dones del lirismo sin ninguna estridencia confesional y sin tonos altos. Sus poemas agradecen la materia y reconocen la existencia como un bien; asumen el misterio de la vida, su íntimo secreto, en términos de bienestar e incertidumbre. Carlos Battilana

 

 

 

 

****

15354272_10211241968586413_1094788080_o

Al taco

Luciana Caamaño

15398960_10211241967546387_450365287_o

****

Krupoviesa

Francisco Rovira

17622973_10212395470303235_1173422464_o

 

****

Carlinga

María Eugenia lópez / Javier Norambuena

carlinga-tapa

Un bestiario que comienza con la A de animal y termina con la Z de zoológico, donde –tal como Deleuze señalaba- el escritor es un brujo porque vive el animal como el único pueblo ante el que es responsable. Bajo la garantía engañosa del orden alfabético florecen la connotación y la polivalencia. Cada entrada de este diccionario poético exhibe una luxación semántica, a dos voces, no para detenerse ni cristalizarse, sino para marchar entrópicamente sin rumbo fijo, o mejor dicho para irradiar lo indeterminado y brillar.                      Alejandro Méndez

 

 

****

Noticias de la belle époque

Mario Arteca

arteca-diaz

La poesía de Mario Arteca, el cuerpo de su obra, tiene una propiedad parecida a la de los discos de Frank Zappa. Podríamos recortar fragmentos de libros, estrofas, páginas enteras, mezclarlos y armar un nuevo Frankestein: el resultado será otro libro con capacidad de moverse por las suyas. Así funciona su coherencia, el mosaico preciso de un orfebre obsesivo de la lengua, tematizada hasta lo exhausto: cuando el tipo se cansa, cierra un libro. Pronto vendrá otro. Y así.

Lo que se abre es una zona de perturbación. El lector no la tiene fácil. No porque Mario escriba “complicado”, sino más bien porque nada, en fin, es lo que parece. (Extracto del prólogo de Horacio Fiebelkorn)

****

Cartografía de la insolación

Ana Claudia Díaz

arteca-diaz

Resurgencia superviviente en línea directa aunque sinuosa y consecución proteica del lenguaje imaginante. Imágenes que allegan estratos simultáneos de lectura, no sujetas a una interpretación meramente descifradora. (…) Ana Claudia expone en el índice de su cuaderno los toques referenciales de un recorrido de lecturas inspiradoras. Expone así su apetito lírico, coordenada variable en la oscilatoria lectoescritora; sin embargo los textiles resultantes distan de sus objetos de referencia.

Quizá porque aquí insolación puede asimismo implicar un cierto ánimo soledoso, aparte del dudar implacable, efecto fulmíneo de quien (des)aprende a escribir a medida que se interna en una posibilidad de escritura, manera de transleer escribiendo.(Extracto del prólogo de Reynaldo Jiménez)

Los poemas de este libro fueron escritos bajo el influjo de la lectura oral de diversos autores. De esas sesiones surge Una cartografía de la insolación.

****

Libro Có(s)mico

Romina Freschi

Imprimir

Los versos del libro de Romina tienen un ritmo perceptible, una música a menudo veloz, a veces expansiva. Pero la armonía se da siempre, sea en rimas y ecos, series y repeticiones –serán palabras o sonidos los que vuelven en vaivén y arco, o jugarán con la tela de los significantes que pueden generar otros significados (…) el libro se presenta como un camino que transita el espacio, la tierra y el mar, lo biológico y también los provocadores desafíos de la máquina. (Extracto de la presentación de Liliana Ponce)

El libro Có(s)mico contiene poemas escritos entre aproximadamente 2004 y 2012 publicados individualmente o en grupos, en distintos sitios y revistas o en el formato de plaquetas.

****

El gaucho celeste

Mariano Massone

Imprimir

El gaucho celeste de Mariano Massone se inscribe en una tendencia poética que establece su foco fuera de la ciudad; su espacio es radicalmente la pampa. Son versos que evocan, sugieren, estimulan un sentido más allá de lo meramente verbal. El verbo aquí sugiere el silencio, una apertura a un espacio y un tiempo sin límites y en este sentido hablamos de sublimidad. Un campo sideral, un campo de estrellas, una pampa celeste que se genera como un país habitable en paralelo y hace posible en verdad vivir. Y la vivencia del tiempo se vuelve un sentimiento eterno y cíclico, escandido por la salida del sol y la salida de la luna, que marcan el ritmo de las faenas del campo y de la poesía. (Extracto del prólogo de Roberto Echavarren)

****

Todo el tiempo de cero

Paula Peyseré

12185045_826652554099749_303290856304414019_o

 

 

Si hay piezas del pasado que son irrecuperables ¿de qué piezas se trata? Peyseré edifica momentos con la mente. Aprisiona los momentos sobre una superficie alisada a la que le va clavando cosas. En un disco que gira siempre hay un fragmento de materia que no se mueve. No es difícil pensar que es ese el núcleo del salto: el tiempo se mueve, pero la mente fija. (Juan José Mendoza)

 

 

 

****

Volver a la escuela

Diego Vdovichenko

12002602_1239450026069341_5564560222474868005_o

 

Todos juntos en esto. En esa frase parece resumirse el espíritu de Volver a la escuela, una suerte de crónica versificada de los primeros pasos de un profesor que intenta acercar la poesía a un grupo de adolescentes. Vdovichenko, en este libro, a través de sus poemas, habla con ellos. No acerca de ellos ni por ellos. Con ellos. (Claudia Masin)

 

 

 

 

****

Desiderio

Germán Arens

12052550_826652944099710_6885413373102963496_o

En una alianza en la que priman tecnología y fantasía, esos elementos disímiles pueden pasar a constituir una unidad fuerte de modos, de géneros, de saberes nuevos respecto de la estética y el tiempo. Así el verso se amolda en el plano del relato, una historia con vastos escenarios en el universo pero que urde su recorrido en geografías restringidas, locales, buscando el centro de una conexión en ese gesto. (Omar Chauvié)

 

 

****

Bosque chico

Marcelo Díaz

12184157_826653167433021_331627355308971559_o

Díaz se ampara en refracciones y reflejos generalmente complejos y sugerentes. El verso allí está densamente poblado, los conocimientos arman circuitos para que el lector avance y se detenga. Los mantarrayas, el círculo polar, Namibia, Manhattan, Beijing, el Gundam hacen en el costado bajo del poema una línea de deriva en plan alternativo frente al decir central del poema.(Omar Chauvié)

 

 

****

Klimt

Carina Sedevich

12238084_1273868255960851_807210527709946316_o

La poesía de Carina Sedevich logra encontrar la manera de evocar una serie de experiencias, las imágenes de una existencia real, sin excluir sus tonalidades sentimentales. Uno puede imaginar a la poeta escribiendo (…) pero no como si se enfrentara a un blanco helado de hojas por llenar, sino como si dibujara con pincel, como si ejercitara una caligrafía.(Silvio Mattoni)

 

 

 

 

 

****

Escombro

José Villa

12239348_1273868239294186_6885924347236887731_o

Los poemas de Villa están trabajados con una técnica impresionista que, a partir de la enumeración de imágenes arracimadas y a veces contradictorias, desestructuran la realidad, hacen desaparecer lo figurativo y toda identidad. No queda ni el objeto ni la sensación subjetiva, solo la huella de la impresión-sensación en el lenguaje que lo actualiza en nuestra mente como “lo real”. (Julia Sarachu)

 

 

****

Todo este silencio que guardo

Omar Crespo

12366032_1284310478249962_8288314904137560327_o

/////

Cardo
Ana Colombina

CARDO

 

 

Cardo nos propone con su poética incipiente y evolutiva un paradero entre los pasajes de la memoria, una estancia posible, una detención que mas tarde tomará forma de enredadera.

Parte del prólogo de Andrea Iriart.

 

 

 

 

 

 

****

REVERSO

Marcos Bauzá

REVERSO

 

 “Estos poemas tienen patas, caminan & siempre viajan hacia un tiempo de amor y compromiso donde el arte es una forma de ser y no meramente de escribir”.

Parte del prólogo de Julián Axat.

(Ilustraciones de tapa: Alicia Pez)

 

 

 

 

 

 

****

LA ENFERMEDAD DE LAS NIÑAS

Celeste Dieguez

LA ENFERMEDAD

 

Este libro es intangible, no está en el cuerpo, ni en el atavío, sino en esa puerta vaivén de la experiencia, donde el cuerpo a veces se codifica, y a veces se goza, a veces da vergüenza y a veces no registra su sexo.Algo allí es leído (…) con conciencia plena de que lo bello también es construido, para bien o para mal.

Parte del prólogo de Romina Freschi.

 

 

 

 

****

MADRUGADA CONTINUA

Andrés De Lucca

MADRUGADA

 

 

Podría definirse como una galaxia en expansión interna, un despojamiento mas bien artesanal que De Lucca le confiere a las pocas palabras que distribuye en el texto. No se trata de economía, sino de un fuerte ejercicio de sordidez, en un mundo neutralizado por la penuria real.

Parte del prólogo de Mario Arteca.

(Ilustraciones de tapa: Gabriel Lamoretti)

 

 

****

CUATRO

Lucía Ana Florio

CLUB_CALABRESE_FLORIO

 

 

Es ella y somos nosotros; es la juventud con incertidumbres y certezas; es el amor como crítica a un sistema desbordado por sus propios flagelos; es reconocer al individualismo como un vano intento por sofocar el fuego de lo colectivo

Parte del prólogo de Francisco Magallanes.

 

 

 

****

PASTILLAS DE BARRO

Martín Calabrese

CLUB_CALABRESE_FLORIO

 

 

En épocas donde el parricidio y el suicidio literario parece haberse difuminado, quedan algunas expectativas alrededor de los intentos poéticos: en Calabrese hay ganas de comer, de comerse, de comerlos. (…) Hay ganas de rockear la palabra para pisarle las bolas a la mentira.

Parte del prólogo de Omar Crespo.

(Ilustraciones de tapa: Dani Lorenzo.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s